El veto del PP / Otra vía es posible

 El veto del PP a la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) debe tener que ver con la enraizada corrupción del partido.

Es un hecho que la derecha de este país prefiere acudir con ventaja a la política, véase sino el dopaje en las elecciones de los últimos años, esto debe provenir de sus ancestros, que antes no necesitaba vetos porque no existía oposición.

No se entiende, que un partido que se dice demócrata, no quiera un poder judicial independiente. Y, en todo caso, no puede admitirse democráticamente el veto a dos jueces porque los haya propuesto un partido de opuesta ideología; hay que fundamentarlo y no vale argumentar la ideología, pues todos sabemos la del Presidente del Consejo y la de la mayoría de sus miembros.

Hay que tener muy en cuenta en esa, deseada democráticamente, independencia, el hecho de que Podemos haya sido denunciado judicialmente 15 veces y ha sido absuelto las 15. Muestra, este hecho, el fracaso de la persecución (digo: persecución porque en 15 de 15 no hay coincidencia, ni error, sino intención) y esto, bajo el punto de vista derechista y oligarca, implica, erróneamente, la necesidad de controlar aún más las instituciones mencionadas ¿Será que el dopaje es adictivo? Porque la cuestión estriba en el planteamiento inicial, es decir, las denuncias no son ciertas, de ahí que no puedan prosperar y éste hecho también les delata y califica.

Ni merece la pena mencionar, por obvio, los juicios pendientes del “ejemplar” partido de la oposición, dada su actitud en el pasado y de todos conocida.

Ante este veto no se puede comprender que, el PSOE y su Secretario General, no opten por otra vía para desatascar esta antidemocrática situación. Hay que iniciar una nueva vía, ya.

Miedo y comodidad

El miedo, la atemorización social, vende alarmas y seguros de salud y el marketing aprovecha todo esto. La comodidad fomenta, junto al miedo al covid, el crecimiento y la penetración en el mercado de Amazon y ambos, miedo y comodidad son la punta del iceberg de nuestra evolución social.

Digo esto porque la supremacia comercial de Amazon conlleva a un cambio económico y social que estamos probando y parece que nos llevará a la precariedad, como buen representante del elemento oligarca y neoliberal que es ¿El marketing del miedo llevará el mismo rumbo?

Hace tiempo en una reunión me dijeron que educar para que el consumo tuviera un propósito era el chocolate del loro y no sé, no sé, pero creo que nos vamos a tener que agarrar al chocolate del loro.

Normalidad democrática

Normalidad es la cualidad o condición de normal, es decir, que se halla en su estado natural.

Democracia, es un sistema político en el que la soberanía reside en el pueblo, que la ejerce directamente o por medio de representantes.

La Normalidad Democrática será el estado natural del sistema político en el que la soberanía reside en el pueblo.

Se afirma por parte del Gobierno de España y muchas otras personas residentes en esta nación, que nuestra actual democrácia es NORMAL, sin tener en cuenta que:

  1. Modificaron el artículo 135 de la Constitución con nocturnidad, premeditación y alevosía para satisfacer intereses de una deuda financiera, torticeramente creada. No se defienden con la misma diligencia y pasión, los derechos constitucionales sobre la vivienda (art. 47) y el trabajo (art. 35) Con una ley laboral injustísima y defensora de los intereses patronales, en contra de los trabajadores, a quienes perjudica por irracional explotación. Además: “La persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad” es decir, puede robar impunemente y parece que lo ha hecho. Todo esto, aún relacionado con la Ley Fundamental ¿es normal?
  2. Que el poder judicial tiene, desde hace 2 años, el mandato caducado y siguen haciendo nombramientos, por culpa de … Aún sabiendo que las leyes precisan adaptarse a la evolución social, no se hace, entre otras cosas, por tener un sistema judicial precario económicamente, que produce grandes aplazamientos temporales, no adaptado tampoco a dicha evolución ¿A quién interesará estas trabas? Esto no es normal.
  3. Descarado amarillismo en los medios de comunicación. Injusta persecución por ideales políticos y de expresión (Presos políticos y artístas perseguidos) anormalidad de todos conocidas, sobre todo en Europa.
  4. Más de 100.000 cadáveres en las cunetas de la nación asesinadas, no víctimas de guerra. La mera existencia del Valle de los Caídos. Que la familia de Franco y sus allegados disfrutasen los bienes expropiados a republicanos de izquierda y derecha y, ojo, que haya que indemnizarles por el mantenimiento del bien, aún siendo okupas. Que se condecore a torturadores. En fin, en este apartado la normalidad brilla por su ausencia, compárese con otros países que sufieron dictaduras fascistas.
  5. Que se acuda impunemente “dopados” a unas elecciones más de 20 años y ello, a causa de una enraizada corrupción en algunos partidos. Se expidan títulos académicos irracional, injusta y gratuitamente. No se libra ni la universidad. Las anormalidad lo arrasa todo y aún se defiende ¡increible!
  6. Ciertos militares deseando fusilar el 40 % de la población ¡por dios!, con esta relación, ya no se puede seguir sin que dañe. No entiendo como se puede defender todo esto como NORMALIDAD ¡Por favor!

Gestores y Políticos

La opción, no es gestores o políticos, sino políticos y gestores

Política pública son todas las acciones del gobierno. Es decir, todo lo que decide o no, legisla o deja de legislar. Gestión pública, es la que implementa la acción política, quien la ejecuta, en fin, la lleva a cabo.

Es un error afirmar que se necesitan más gestores y menos políticos. Se necesitan ambos, lo que realmente se precisa es que cada uno haga bien lo que le corresponde.

Los políticos, como los sindicalistas son imprescindibles, como lo son los gestores y la patronal, todos cumplen una función social sin la cual, la sociedad se quedaría coja y esa cojera genera problemas a medio y largo plazo.

Bien es verdad que son términos similares, pero contienen procesos diferentes. Se puede afirmar que no hay política sin gestión, ni gestión sin política.

En resumen, el político decide que hacer y el gestor es quien lo ejecuta. Si políticamente se deciden cosas acertadas y adecuadas a las necesidades de la sociedad y la gestión las ejecuta de forma conveniente, pues tenemos un buen gobierno. Por contra, cuando bien la política o la gestión no son las adecuadas fallan ambas.

El político debe ser el estratega, quien define la ruta y el objetivo, define qué hacer y analiza y negocia para conseguir ese fin. El Gestor, acciona, opera, utiliza y administra los recursos para seguir la ruta y llegar al objetivo y para ello necesita conocer y aplicar adecuadamente los recursos de que dispone.

Es más, hasta llego a determinar de dónde procede la corrupción, pues de la inseparable política y la gestión, las dos deben estar de acuerdo, tanto para tener éxito como no, tanto para corromper como no.

Son, en fin, amores distintos y complementarios.

El dilema: Economía / Salud (*)

Ya estamos comprobando de otra forma, a través de las farmacéuticas, que “el mercado, amigo” es quien sigue mandando, sobre “la vida“. El dilema: Salud / Economía, se resuelve, de momento a favor de la ECONOMÍA, yo diría crematística, aunque se conozca por economía.

Otro ejemplo de la resolución del dilema mencionado es la salida a bolsa del agua.

Hasta que no revirtamos políticamente, esta errónea actitud humana, producto de la deseducación recibida globalmente y desde hace 35 años, mediante el imperante y alabado: neoliberalismo económico, seguiremos conociendo ejemplos y ejemplos.

El paradigma por excelencia de nuestra errónea actitud global, es la excesiva importancia que los medios de comunicación dan al devenir bursátil mundial, porque muy poco tiene que ver con el global bienestar social.

La información, sobre la bolsa, es válida solo y exclusivamente para las personas que acuden a dicho mercado: La bolsa o mercado de valores (Activos empresariales: acciones, bonos, etc) que por cierto son una minoría de la población. O sea, es como si nos quisieran convencer que el mercado del pescado en Asturias: La Rula de Avilés, fuera primordial para la economía del Principado y por tanto, publicasen diariamente como va la merluza, el pixín o el congrio, para hacernos creer que cuanto mas valga el pixín nuestro nivel de vida mejoraría. Esto es lo que hacen con el IBEX 35.

No influye en el bienestar social porque únicamente 6,36% de la población activa, trabaja en las empresas del IBEX 35 el 93,64 % lo hacen en pymes y autónomos, luego si la creación de empleo influye drásticamente en el bienestar social, lo importante son los autónomos y las pymes, nunca el IBEX 35. Consecuentemente, lo importante es el IBEX 3.500.000. ¿Por qué no nos informan de éstas empresas en lugar de las del IBEX 35?

Pues, porque no interesa a la oligarquía, en este caso nacional, que es quien controla la bolsa, la política, a través de ciertos partidos (no todos, afortunadamente) y los medios de comunicación que a ellos pertenecen y usan torticeramente (tampoco todos, pero si la mayoría) y por supuesto las organizaciones empresariales, tal como se desprende de la actitud y aptitud de las que representan a las pymes que a veces actúan en contra de sus propios intereses, pero a favor de las grandes empresas. Ejemplo: pidiendo salarios de miseria que perjudica seriamente a las pymes porque reduce drásticamente el consumo interno.

Por todo lo expuesto y una vez más debo terminar diciendo que: La educación de pequeños y medianos empresarios, autónomos y trabajadores, será la única forma de revertir la solución de este dilema.

(*) Un buen matemático, me corrigió el título. NO es un dilema, es decir, una cuestión de elección, sino un frente de Pareto, o sea, es el reparto óptimo donde no es posible mejorar una parte sin perjudicar a ninguna otra de las partes. Más atinado, bien es cierto

Empleo, Empresa y Educación

1º.-  El Empleo, ese bien social que crean los empresarios

Hay que romper el bucle, en relación al empleo en España, la pescadilla que se muerde la cola, para acabar con el paro y la lacra cíclica que nos mantiene rayando la pobreza como nación.

Primero hay que, si no convencer -porque su incultura lo impida-, imponer al empresario el pago de salarios dignos, porque cuando el salario es alto el empresario invierte más y esto produce un incremento de la productividad, por contra cuando el salario es bajo la productividad se resiente y al invertir más, el empresario, reduce su beneficio empresarial muy alto en nuestro país comparado con los salarios -Reparto de la riqueza-. Además también se produce una más importante demanda interna que favorece sobre todo a las pymes y esas si precisan ayuda, aunque no lo sepan, frente a las supranacionales, que son las que marcan los salarios bajos.

Un salario bajo disminuye la productividad y a las pymes les recorta sus ventas y produce miseria entre los trabajadores.

Segundo: Hay que incrementar el trabajo en la Administración del Estado, porque el trabajo crea trabajo. En nuestro  país y gracias a la derecha: PP y parte del PSOE, se recortó lo indecible la Administración Pública, por eso sufrimos actualmente déficits importantes en sanidad, educación y asistencia a mayores (en manos de multinacionales) una justicia lenta, que beneficia a los más ricos por esta causa y unos servicios de empleo que solo benefician a las grandes empresas. En toda Europa tienen más trabajadores en la administración que en España, es un bulo derechista decir que la Administración es grande, es mentira, simplemente lo que si hay que hacerla es más ágil y eficaz, pero no más pequeña.

Tercero: Fortalecer la cultura sindical en la población. Un país con salarios bajos y por ende, precariedad, miseria y pobreza, está temeroso con miedo y no defiende sus derechos debidamente, más bien se actúa peleando por el trabajo entre nosotros, las clases más bajas, de ahí la importancia de un sindicalismo transparente y honrado que haga una población fuerte ante las distintas patronales y exija salarios y condiciones dignas.

Educar también en el consumo. En contra de las críticas que recibe el ministro de Consumo. El comunista Garzón, tiene una labor enorme por delante y hay que aportar a ella con fuerza. Hay que comprar en lo cercano no a las multinacionales y comprar a empresas que tributen en España, aún los cabrones de los youtuber que huyen como buenos capitalistas a las guaridas fiscales, que no paraísos.

Un estado del bienestar avanzado produce empleo, lo demandan las necesidades del mismo y esas demandas se ven en el incremento de impuestos a las supranacioales y empresas virtuales que trabajan en la red y cotizan donde es más barato, de ahí la importancia de la educación en el consumo.

2º La RSC la ética empresarial.

Algo más cotidiano, a evitar con todas las fuerzas:

Cuando los políticos dejan que la Administración Pública utilice indebida e injustificadamente sus recursos, como en este caso de los ERTEs, se está prevaricando. Y se verifica, una vez más, que la ética política brilla por su ausencia.

Cuando la propia Administración Pública detecta 50.000 falsos autónomos es que la clase empresarial está realizando un masivo fraude laboral.

No hablemos ya, de las fraudulentas formas en que los partidos políticos pagan con nuestro dinero sus puertas giratorias o simplemente roban, perdón, quiero decir, con “donativos generosos” financian las campañas electorales y hasta sus sedes sociales y persiguen mediante las llamadas “cloacas” a sus rivales. El ámbito está muy pervertido y eso se contagia a la sociedad (Recuerde que para educar al niño -léase pueblo-, se precisa toda la tribu)

Ahora bien, cuando hay una crisis económica y social como la actual, esos empresarios piden ayuda a la Administración, que en época de vacas gordas quieren eliminar y fomentan la perversión política financiando a los partidos más conservadores y corrompidos 

Pero fíjense que en los primeros tres párrafos (de este segundo bloque), donde hablo de corrupción, prevaricación y fraude, siempre hay detrás un empresario. No quiere esto decir que todos estén detrás de hechos como los mencionados, ni que todos falten a la ética empresarial ni a la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), pero significa que en general, tienen poco en cuenta dicha ética y RSC, también por lo visto hace falta una educación empresarial, para que tengan en cuenta a la sociedad de la que viven y en la que viven y enlazar esto con el consumo razonado y razonable de los ciudadanos. 

Casi siempre acabaremos aludiendo a la educación en todo ámbito, para mejorar la vida, pieza a tener muy en cuenta y reformarla en tal sentido.

Zona catastrófica

Madrid, a instancia del PP, aspira a ser zona catastrófica. Así, con ese criterio, la cordillera Cantábrica habría de serlo cada invierno al menos y por la prescripción fiscal, desde hace cuatro.

“Mirusté”: 

No es una catástrofe no tener recursos, por perdonar durante años los impuestos a los más ricos y esperar la donación, del “Ortega” de turno, de máquinas quitanieves. Por gestionar inopinadamente y sin criterio social, haciendo poco caso a la predicciones meteorológicas y sanitarias, es decir, incompetencia, desgobernanza y despilfarro. Bien es verdad, que es catastrófico lo antedicho, pero no tiene el carácter legal de catástrofe, sino de estulticia gubernativa.

16/01/2021

La Hostelería, el Comercio y la Pandemia

Hay formas de probar que en Hostelería no hay contagios. Pero somos muy torpes e insolidarios

A ningún gurú del marketing ni a ningún hostelero o comerciante, se les ha ocurrido en esta época tan difícil para todos ellos, una forma de destacar, de venderse mejor: La seguridad

En estos momentos en hostelería hay que vender seguridad ¿no? ¿Dónde está el problema de pedir o mejor, obligar (según los gustos y usando el derecho de admisión, en base a la seguridad sanitaria) a sus clientes el uso del Radar Covid?

Para luchar contra la pandemia nos necesitamos todos y si no colaboramos estamos perdidos. Hemos comprobado que por una minoría de irresponsables pagan demasiados inocentes. Se ha demostrado que la responsabilidad individual es mayoritaria ¿Dónde está el problema de usar el Radar Covid en los bares y comercios, para probar que allí no están los contagios?

Los hosteleros y comerciantes afirman que en sus locales no se contagia nadie. Y, será verdad, pero el que afirma debe probar y, por tanto, deberían poner los medios para que se confirme con pruebas, esa afirmación ¿Cómo? Pues como lo han hecho en parte de Asia con bastante éxito (somos incapaces de copiar lo bueno de fuera) con el mencionado Radar.

También estoy convencido de que si los hosteleros y comerciantes (la mayoría) exigiesen la aplicación para entrar en sus locales. TODOS llevaríamos el Radar activado y así se podría saber dónde se contagia cada uno, como pasó en parte de Asia y atacar de raíz el problema, salvando si fuera cierto, que seguro lo será, la hostelería y pequeño comercio o la mayor parte de ellos, los que actúan con responsabilidad, profesionalidad y seguridad.

El problema es: ¿Por qué yo voy a tener que llevar eso activado? y ¿Quién eres tú para obligarme a mi a encender ese dispositivo? la mal entendida “libertad individual” O sea, el problema es la insolidaridad y la estupidez, porque seguro que el que protesta tiene perfiles en varias redes sociales y sus datos ya son públicos y si no, puede quedarse en casa “libremente”.

En fin, quizás no tengamos remedio. La educación es tan necesaria que en estos casos se echa muchísimo de menos, materias como la filosofía, la ética y hasta la sociología. Sin mencionar la torticera enseñanza de la Economía que más parece Crematística que Economía.

El salario digno es básico ante la crisis

¿Cuando comenzó a denostarse tanto el empleo? ¿Cuando la bajada del salario fue tal, que se atentó contra la dignidad del trabajador? Y sobre todo ¿Por qué?

El gran apoyo mediático a la teoría económica neoliberal los últimos siete lustros y consecuentemente el áuge de la economía casino, en lugar de la productiva (las bolsas son un centro especulativo, un casino, en lugar del centro de financiación empresarial). Influyó, lo dicho, en dar más importancia a la ganancia empresarial que la salarial y ello nos deparó trabajos indignos, pobreza e indigencia, a costa de grandes beneficios de supranacionales, fuertes remuneraciones al capital, con la necesaria ayuda de la desregulación del mercado laboral en beneficio de los susodichos, sobre todo en este país, donde la derecha y la ultraderecha fomentó y mantiene esa actitud.

Cuando la pequeña patronal (la de Pymes y autónomos) no quiere entender que una subida de salarios, fomenta el consumo interno y por tanto les beneficia, no vamos bien formados ni informados y me refiero a los empresarios que en sus 22 medidas de FADE ya obviaba este asunto.

Los sindicatos no deben aceptar salarios indignos ni temporalidad injustificada. Con estas dos premisas se incrementa la economía real, la no especulativa y, por ende, a pymes y autónomos, a quienes para salir de ésta crisis económico social se les debe pedir y ayudar a cambiar, no se puede salir por la entrada en dicha crisis.

Necesitamos una Administración fuerte, porque queda demostrado una y otra vez, que ante grandes problemas es la Administración Pública la única que responde adecuadamente y no la empresa privada que solo busca su beneficio.

Abundando en la salida empresarial de la crisis actual se debe tener en cuenta a mi juicio:

a) Primero la salud y luego la crematística, digo crematística, porque la economía va unida a la salud, la economía se basa en las personas no en la generación de dinero.

b) La colaboración público-privada a través de las pymes y autónomos para aprovechar de forma inteligente las cuantiosas subvenciones europeas, es vital. Sinceramente, creo que otra vez las supranacionales van a dejar una menguada parte para ello y ahí deben intervenir, tanto la Administración, como los Sindicatos y las Organizaciones empresariales de Pymes y autónomos.

En resumen, la economía real es la que debe recibir las subvenciones de la UE.

También hay que innovar votando

La innovación no solo debe ser empresarial, laboral o científica

 No subir el 0,9 % el salario, supone frenar el consumo interno, del que tan necesitado están las pymes españolas. No se comprende que la patronal no apoye esta medida, ni que la ministra de economía, en contra de la de industria, la boicotee. 

No se comprende que, de la misma forma que se impone por ley un Salario Mínimo Interprofesional, se establezca legalmente un Salario MÁXIMO Interprofesional. Cuando todos sabemos que un mejor y más justo reparto de la riqueza permiten avanzar a nuesta sociedad, mucho más deprisa.

Conocemos sobradamente lo caro que es mantener un medio de comunicación con escasos suscritores y pocos anunciantes. Carísimo mantener unos cuantos de idéntica línea editorial. Donde no se informa, sino que intencionadamente se desinforma de manera torticeramente. Ejemplos: 

  1. Exagerar las ocupaciones y robos de inmuebles
  2. Silenciar los numerosos desahucios causa de la crisis económica y sanitaria.
  3.  Repetir reiterada y falsamente que PODEMOS es corrupto, con 14 demandas fallidas en los tribunales.
  4. La imposibilidad de modificar la Constitución, desfasada y superada.
  5. La incomprensible defensa de una monarquía corrupta e inútil.
  6. La utilización política de una pandemia mundial
  7. La aceptación como normal de un partido corrupto, definido así judicialmente.
  8. La “innovación bancaria” que se reduce a despedir empleados y cerrar oficinas.
  9. Decir cada mañana como va el IBEX 35, como si nos interesase o quizás, para que nos interese, cuando el interés real es como van las pymes, trabajadores y autónomos.

Saben sobradamente que es la oligarquía nacional quien paga estos medios de comunicación “amarillísimos” además de la iglesia católica, que tiene los suyos.

No interesa a los partidos a la derecha del PSOE y a parte de él, que la educación sea buena, mucho menos que sea excelente, eso desembrutece al pueblo y no conviene a los malos gobernantes, ni interesa a la oligarquía y por ende, ni a los aludidos partidos, una justicia realmente independiente, tienen mucha porquería que ocultar aún y puertas giratorias que utilizar en el cercano futuro.

Por esto se teme tanto a un partido que venga sin corruptelas ni aspiraciones económicas importantes, dado que no les financia banco alguno. Esto es demasiado innovador y no lo aceptan los conservadores a la derecha del PSOE, ni parte de él mismo. Que exista gente que no pasa por sus “aros”, les causa urticaria, más bien pánico, no les deja dormir tranquilos.

Lo que es difícil de asimilar es que algunos obreros, aún siendo de derechas, no lo comprendan. No entienden que actúan en su contra, en contra de su clase social, de su modo de vida. Pero esto también hay que entenderlo, pues la falta de educación política razonable es la causa. Los aleccionadores medios de comunicación influyen constante y eficazmente sobre las mentes no muy cultivadas y se dejan manejar sin gran dificultad, de ahí que no interese la excelencia en la educación.

Hay que innovar, por tanto, a la hora de votar, ya conocemos de sobra los politicos conservadores y sus herrumbrosos partidos.

A %d blogueros les gusta esto: