¿Por qué El Estado, la Admón. Pública, no fomenta el cooperativismo?

La cooperativa es una sociedad constituida por personas que se asocian, en régimen de libre adhesión y baja voluntaria, para la realización de actividades empresariales, encaminadas a satisfacer sus necesidades y aspiraciones económicas y sociales, con estructura y funcionamiento democrático, conforme a los principios formulados por la alianza cooperativa internacional, en los términos resultantes de la presente Ley (27/1999, de 16 de julio)

Entiendo que con esta definición, aquellos que pretendan hacerse ricos empresarialmente no quieran este sistema, al igual que los partidos que apoyan descaradamente la oligarquía nacional. Aunque seguro que no desestimarán una forma más transparente de llevar a cabo empresas desde el Estado.

Pero ¿Y las Administraciones Públicas? Por qué no fomentan la creación de este tipo de empresas para los fines que sea. Hay que tener en cuenta que un % de beneficio remunerador del capital, muchas veces excesivo, se ahorrará, aquí no hay consejo de administración de accionistas, sino los propios trabajadores y participantes en la cooperativa. Se ahorrará, para reinversión, por ejemplo.

¿Dónde esta el problema para que desde las Administraciones Públicas, desde el Estado, no fomenten este tipo de empresa? Que además, no permitiría crear chiringuitos para amigos, porque los propios trabajadores controlarían los resultados de la empresa cooperativa y acaso beneficiarse si hubiera oportunidad económica y legal para ello, creando mayor implicación en su desarrollo.

Diría más, la cooperación público privada, tan traída y llevada últimamente, debería hacerse a través de cooperativas, para que el % remunerativo del capital puro, fuera nueva inversión siempre o casi siempre, además de remunerar la implicación de los trabajadores como participes capitalistas, si procediese, por su buen hacer.

Y en la gestión de los fondos europeos porla covid, también habría de tenerse en cuenta ¿verdad?

Admito que no siendo un estudioso del cooperativismo, se me haya escapado algún detalle, que agradecería compartiesen y, claro, cualquier crítica que proceda.

Dos ejemplos de MOVIMIENTOS SOCIALES que permiten crecer socialmente

Pinche aquí para leer

Las nuevas tecnologías, nos emanciparán o seguiremos con ellas sirviendo a capitalistas

Leer aquí

El capitalismo desprecia y ni siquiera mide, el trabajo doméstico no remunerado

Economía es la ciencia que estudia los recursos, la creación de riqueza y la producción, distribución y consumo de bienes y servicios, para satisfacer las necesidades humanas. Y etimológicamente del latín oeconomia y este del griego oikonomía ‘dirección o administración de una casa’, derivado de oikonomós ‘administrador’, ‘intendente’, formado de oîkos ‘casa’ y nomós ‘reglas, leyes’, ‘administración’. Inicialmente se refería a la buena administración de la casa, posteriormente se generalizó a cualquier tipo de administración.

Vista la definición ¿Por qué nuestra economía no atiende el trabajo doméstico no remunerado? 

Es una parte muy importante en la administración de “la casa” y por ende del planeta, sin el trabajo doméstico, quedaría coja la higiene, salud y educación infantil, el cuidado de los mayores o enfermos. La familia, la casa, precisa del trabajo doméstico que no se mide y por tanto no se paga (salvo que se externalice), pero tiene gran valor para la familia. Siendo así, ¿por qué no se paga? Esto es confundir valor y precio, que todos sabemos, es de necios.

Este vacio que no atiende nuestra ciencia económica, además, se asigna a las mujeres mayoritariamente, casi totalmente. Y podemos ver como consecuencia, que genera una desigualdad de género, desigualdad a añadir a la que el propio sistema capitalista genera en lo que mide, lo que pasa fuera de “la casa” fuera de la familia.

Así las cosas tenemos una desigualdad que genera nuestro sistema y que ocupa sin remuneración al 50 % de la población, con menor capacidad de formación y ocio, un desperdicio económico y una desventaja social enorme y asumida sin más por la sociedad a causa del sistema y a costa de las mujeres.

Pero todo tiene un límite y aflora como problema cultural, generado por el convencional sistema económico, que hay que cambiar, para seguir evolucionando.

Revertir la desigualdad que genera nuestro sistema económico, capitalista, requiere reformar, cambiar, además del propio sistema, la cultura en la que se apoya. Creo que la lucha contra la desigualdad ha de estar sororizada, conlleva intrínsecamente feminismo. 

No menciono la desigualdad de género fuera de la familia, porque de esa nos damos más cuenta todos. Ésta otra, en cambio, está tan asumida, que va a ser la auténtica lucha feminista para vencer.

Un claro ejemplo de esta desigualdad de género, al menos en España, fue aprovechada por el capitalismo más salvaje, haciendo un lucrativo negocio con la vida de los mayores en las residencias de ancianos, donde la rentabilidad del negocio está por encima de las vidas de sus clientes, agravado todo ello, a causa del covid, con la malvada actitud y tarada aptitud del gobierno de la Comunidad Madrileña, desatendiendo durante la pandemia a los ancianos de dichas residencias, negándoles el ingreso en los hospitales de la Comunidad, que espero y confio, tenga consecuencias legales.

¿Cómo votas por el color de los ojos, el vestido o las gafas del candidato? ¿Estás tonto?

Leer aquí

Los seres humanos y la naturaleza

Leer aquí

Hay que distinguir entre prever y proveer

leer aquí

En el S. XXI el tránsito a la democracia, a lo común. Ideas y proyectos

Supongo que el éxito del neoliberalismo económico en la política mundial apeló, desde hace 40 años, a los sentimientos de los electores para ganar las elecciones, al marketing político, es decir, a los asesores profesionales, que presentan un producto (Comunicación Política) mediante el marketing del mercado. Hasta este extremo colonizó la vida social el neoliberalismo, con la mercantilización de todo, todo es mercancia vendible, hasta la comunicación política.

Esto se hizo de forma profesional para vencer electoralmente, sin convencer con programas y proyectos, sin razonar, ni pensar y por supuesto, sin dejar participar a la población en la gestión de lo público, que se denosta hasta la saciedad, solo se permite sentir, se apeló y apela al sentimiento.

Al igual que genera el sentimiento consumista la tenencia de bienes innecesarios, para que percibamos felicidad, donde solo hay objetos, la comunicación política es la técnica marketiniana para persuadir a los votantes sin proyecto ni programa. Si no, no se explica el éxito del neoliberalismo (o de Ayuso en Madrid, por ejemplo)

Este éxito les va a matar, pero precisan una ayudita. Es como el éxito del covid, sin vacunas; que nos infectaría a todos y dejaría la población, más que diezmada, solo quedaría un 50 % de la población resistente al virus y sus variantes más peligrosas.

Para que seamos la vacuna a la pandemia neoliberal, creo que habría que mostrar las consecuencias que produjo en estos 7 lustros razonadamente. Cambiar el sentido común neoliberal aquí expresado, por otro basado en una economía para las personas, en las Constituciones de cada país demócrata, en los DDHH,  en los ODS, Sencillamente plagiando a “Fisgón”: otro mundo no es que no sea posible, es que es imprescindible 

No se hasta que punto pudiera ser beneficioso la utilización del disfraz en la comunicación política, para arrancar en este cambio al sentido común democrático, y mover el voto sin convencer, demostrando así la bondad del nuevo sistema al que aspiramos. Tengo mis dudas. 

Yo, como decía mi admirado Julio Anguita, soy más de: Programa, programa y programa. Creo que si un partido presenta un programa serio y lo cumple, tendría votos aseguramos muchos años, aún el marketing político de derechas, que es muy poderoso porque controla los medios de comunicación, la banca, y muchos políticos.

En 2014 ya decía “La evolución hasta el cambio estructural”. Espero que esté a punto de cumplirse

Reflexión, no es doblarse por segunda vez

Es que la actitud de ciertas personas me lleva a la definición del título, no pensamos lo que hay, por lo que pasamos, lo que vivimos:

Tenemos un partido definido judicialmente como sistémicamente corrupto, que ademas gobierna cómodamente con un partido claramente fascista. Y a nadie se le ocurre nada, que no sea no hablar del tema.

Tenemos una innovadora banca nacional, que sigue “innovando” al utilizar los recortes en salarios, empleos y oficinas, aumentar la remuneración de directivos y especular financieramente en lugar de dedicarse a su función social. Y nadie propone (salvo Podemos) una banca pública como tienen en gran parte de Europa.

Tenemos un fútbol de élite, que quería, para ganar mucho más dinero, crear la Super Liga, con el adalid empresarial al frente: Florentino Pérez. Y a nadie se le ocurre que los fichajes nuevos de cada año se hagan como en el Baloncesto americano, los más débiles fichan primero.

Las tres entidades parecen hijos del mismo padre, por el comportamiento y la actitud. Por sus hechos los conoceréis

Características comunes:

  • No les preocupa la corrupción, la fomentan
  • Aspiran al máximo beneficio a costa de lo que sea y de quien sea
  • No tienen en cuenta a las personas, primero es el beneficio y la entidad
  • Se rodean de figuras profesionales a las que pagan astronómicas cifras, a veces en sospechosos sobres y con elusión fiscal en ciertos casos
  • Tienen siempre líderes a los que seguir sin discusión
  • Creen en la empresa privada y nada en la pública que desearían reducir a la mínima expresión
  • La competencia, la competitividad está antes y por encima de la colaboración, de la cooperación
  • La equidad en sus respectivos campos de acción está desaparecida
  • Ninguno cree en la igualdad de oportunidades
  • Todos echan, aún sin tenerla, la culpa al perdedor
  • Se saltan la Constitución cuando no les conviene
  • Prima el dinero por encima de la dignidad humana
  • No saben que es sostenibilidad, excepto en los beneficios
  • La transparencia brilla por su ausencia

Reflexione sobre lo antedicho y ya sabe que no es doblarse dos o más veces, es pensar detenidamente.

¿No le parece que esto tiene que cambiar para mejorar? ¿No hemos tenido bastante con el p**o virus? ¿No vamos a tener bastante con la desaparición de empresas y empleos?

Si un sistema que lleva funcionado 40 años nos lleva a esta situación, habrá que cambiarlo. No pedir más de lo mismo. ¿Es que estamos tontos?

Ya lo propuse más veces y cada vez me parece una alternativa mejor La Economía del Bien Común. Está bien pensada, se implementaria fácilmente con educación y estudio. Está basada en la dignidad humana, la sostenibilidad económica y ecológica, la solidaridad, la transparencia y la democracia participativa. Estúdienla al menos. Y no es la única alternativa, hay más, por ejemplo: NESI

Hagan sus propuestas. Pero abandonemos esta rémora.

El cambio de siglo fue hace un año: Hito del siglo

La pandemia del covid19 es el hecho que marca el S. XXI, al igual que el S. XX lo marcó la guerra mundial. Y esta pandemia deviene de nuestra estupidez como grupo humano que, en lugar de cuidar la casa donde vivimos ( La Tierra), la destrozamos en base a mentirosas utopías mantenidas durante muchos años, como que la empresa debe perseguir el máximo beneficio, sabiendo que la tierra es finita. 

Cuando la población mayoritariamente sea capaz de razonar, que no se puede perseguir el máximo beneficio, sino a costa de liquidar el planeta, de suicidarnos colectivamente. No seremos capaces de revertir esta pandemia dentro de la pandemia que es, el suicida neoliberalismo.

Desde Reagan y Thatcher se nos dice que no existe alternativa al neoliberalismo. Esta mentira mantenida 8 lustros nos trajo donde estamos. El principio del fin, si no revertimos esta estupidez de 40 años, que ha logrado deseducar una gran parte de la población mundial

Ahora hay una excelente oportunidad  con la gestión de las vacunas contra el coronavirus. Es evidente que si no se vacuna con rapidez la totalidad de la población mundial, la pandemia hará estragos en la población, se exterminará una importante cantidad de seres humanos, que quizás segmentando por raza, pobreza, religión, etc., volvamos a los campos de exterminio nazis, como ya pasa con Israel, todos vacunados, y Palestina, sin vacunas y uno al lado del otro. 

La alternativa a este exterminio es la liberación de las patentes de las vacunas. Si no se consigue esto, el modelo capitalista seguirá durante un tiempo más hasta acabar con el mundo o una importante parte de él.

La globalización no puede ser solo libertad de movimientos de información, dinero y mercancías, ha de ser además de derechos y personas y por tanto, de vacunas. Hemos comprobado que la empresa pública nos defiente mejor de las pandemias covid y neoliberalismo, que la empresa privada, porque esta perseguirá la utopía del máximo beneficio.

A mi juicio, creo que hay que educar masivamente en la Economía del Bien Común EBC, porque antepone la dignidad humana, la solidaridad, la justicia social y el sostenimiento ecológico, además de transparencia y democracia, dentro de las empresas, municipios y entidades en general, creando sociedades de abajo a arriba, no al revés. Una democracia participativa en todos los ámbitos. 

Educar y educar, volviendo a las raices tribales africanas: Ubuntu: “Para educar al niño, se precisa toda la tribu

A %d blogueros les gusta esto: