Archivo de la categoría: Opinión

Atípico Agosto

Se espera la segunda oleada del coronavirus sin haber aprendido nada del primer ataque. Sin recursos ni planes y sin que las autonomías hayan mejorado lo que hizo la Administracion central inicialmente. El coste del coronavirus va a cargo de quienes no formamos parte ni de los mercados financieros ni de los oligarcas mundiales ni nacionales. Hay que ver de qué forma tan sutil los mencionados mercados financieros y la oligarquía nos pasan la factura al resto: (ver noticia)

Entre otras cosas no aprendimos que trabajar más barato que nuestros vecinos, como siempre exige la patronal, solo les beneficia a ellos, a nuestros vecinos (y a la patronal “secundariamente”) Trabajar más barato nos hace de muy baja calidad y por tanto, prescindibles más fácilmente. Es mejor ser caros y de calidad, tanto en el turismo, como en los sectores agrícola y ganadero, construcción e industria. Pagar por ende salarios, más que dignos, razonables, esto es lo que creará una fuerte economía y una fuerte sociedad.

Por identica razón es erróneo fomentar la entrada de capital extranjero en nuestras empresas, que siempre se quejan algunos de que la no entrada de este capital es signo de debilidad económica, cuando es al revés. Si entra capital “foriatu” es para sacar beneficio, pagando, por ejemplo, salarios miserables y llevando el beneficio fuera de nuestras fronteras. Hay que formar capitales locales y de las Administraciones: local, autonómica o estatal, pero no extranjero. Quizás creer más en el crowdfunding, es decir en la financiación entre todos nosotros y en el cooperativismo, nos ayudaría a salir de este bucle económico. Esto significa más cultura financiera de verdad, es decir, la vuelta a lo que era realmente la bolsa, un lugar donde se utilizaban los recursos del ahorro para la inversión en las empresas, analizando más las cuentas contables de éstas, que los movimientos especulativos de turno, para sacar ganancia del simple movimiento de capitales.

No aprendimos, continuando con el primer párrafo, que las grandes fortunas y empresas supranacionales, deben pagar impuestos de forma razonable, socialmente tenemos que aportar a la sociedad de la que formamos parte de manera proporcional a nuestros ingresos y posesiones.

Agosto atípico, que nos propone más que otra salida de la actual crisis, salir por la entrada, es decir, volver atrás. No aprendimos nada

Oikonomía

Hemos visto que con las políticas de “low cost” y “recortes sociales” cada vez nos va peor a la mayoría, si bien, hay una minoría millonaria que mejora ostensiblemente. La sociedad se empobreció de tal manera que un importante porcentaje de ella está en el umbral de la pobreza, quiere esto decir que el sistema económico no funciona adecuadamente y ya se nos rompieron las costuras en sanidad, salud, vivienda y atención social.

Es evidente que con los “recortes sociales” perdemos lo que necesitamos lo más necesario de la sociedad: Sanidad, educación, vivienda, atención social (de mayores, niños etc.) La rebaja de costes el “low cost” nos trajo la deslocalización de empresas por no pagar salarios razonables y la consecuente desindustrialización nacional y la globalización parcial que vivimos nos acerca por la libre circulación de dinero y mercancías, pero nos aleja, es decir, dificulta la libre circulación de derechos y personas. Y así, así no hay quien viva.

No lo estamos haciendo socialmente bien, porque no estamos utilizando la economía como tal, sino como torticera herramienta para rentabilizar exageradamente las empresas, sin pensar en las personas. Y a lo que atiende la economía como la vivimos actualmente es a la crematística, que es el interés meramente monetario o el interés pecuniario de un negocio. Para Aristóteles, la crematística es la administración dirigida a la ganancia pura del dinero, y no a la consideración de este como medio de intercambio, es decir, le da un valor en sí mismo.

Economía significa:

  1. Ciencia que estudia los recursos, la creación de riqueza y la producción, distribución y consumo de bienes y servicios, para satisfacer las necesidades humanas.
  2. Sistema de producción, distribución, comercio y consumo de bienes y servicios de una sociedad o de un país.
  3. y etimológicamente del latín oeconomia y este del griego oikonomía ‘dirección o administración de una casa’, derivado de oikonomós ‘administrador’, ‘intendente’, formado de oîkos ‘casa’ y nomós ‘reglas, leyes’, ‘administración’. Inicialmente se refería a la buena administración de la casa, posteriormente se generalizó a cualquier tipo de administración.

El sistema económico por el que nos regimos, la economía actual, no tiene nada que ver con la economía del país, de la casa. Más bien con la crematística, es decir la ganancia pura de dinero, como valor en sí mismo y no como medio de intercambio. O sea que en las Facultades de Económicas deberían llamarse Facultades de Crematística.

Globalización

Globalizar es universalizar algo, darle carácter mundial, por ejemplo a las mercancias, información y el dinero que están globalizadas con mucha eficacia, se mueven uno y otras por todo el mundo sin problemas. No podemos afirmar lo mismo de los derechos civiles ni de las personas, unos y otras no tienen libre circulación por el mundo. Por eso afirmo que la “parcial globalización” no nos beneficia a todos de igual forma, porque no es tal globalización es solo de algunas cosas. Luego no existe la denominada globalización general.

Economía del Bien Común

Esta idea de Christian Felber, es un movimiento de carácter socioeconómico y político, que defiende un sistema económico alternativo fundado en la dignidad humana, la solidaridad, la cooperación, la responsabilidad ecológica. Que puedes ver más ampliamente pinchando en el título.

Es decir, basado en las normas básicas, fundamentales o constitucionales, que nos damos como sociedad para la mejor convivencia posible.

La constitucional actitud empresarial

A la hora de crear una empresa debemos pensar en el  “para qué” de ella. Y en este sentido es muy importante determinar dónde se ubica y a quienes se dirige, es decir, qué objetivo con determinación ha de perseguirse: el propósito empresarial.

Ahora que estamos saliendo de la pandemia Covid 19, es muy importante ese propósito empresarial, porque de este encierro pandémico, resilientes hemos de salir.

Si el propósito empresarial es la consecución del máximo beneficio, como objetivo determinante y principal, tendremos una empresa del pasado, de la que sabemos por experiencia que abandonará, por incompatibles, objetivos vinculados a la responsabilidad social corporativa, sin ocuparse de las personas que la rodean, pues su objetivo es el beneficio económico, puro y duro.

Hemos palpado claramente que el no ocuparnos de las personas, con carácter general, en nuestra sociedad es demoledor ante cualquier tipo de crisis, económica, sanitaria o educacional. Por otra parte, no se deben abandonar en aras a la rebaja de costes por perseguir el objetivo del máximo beneficio, cierta fabricación de productos estratégicos. Y nunca debe despreciarse la sabiduría, el conocimiento, la investigación, la educación (muy denostadas últimamente)

En fin, el cuidado de la sociedad, de las personas, requiere que las empresas no tengan el único objetivo del máximo beneficio, esto las hace innecesarias, excepto para sus propietarios. Y perjudiciales socialmente en el ámbito de la alimentación, vivienda, salud, sanidad y enseñanza.

Hay que tener claro el objetivo de la sociedad ¿Qué utopía queremos perseguir? Ser ricos o ser felices.

Cada uno elegirá su opción, pero si leísteis el enlace anterior sabéis que habremos de darnos unas normas de convivencia: La Constitución es la más importante y básica de todas.

Pues ahí tenemos el ámbito en que deben desenvolverse nuestros recursos para la creación o reconstrucción de nuestra resiliente empresa. Ésta debe atender lo indicado en el Título VII que habla de la Economía, una economía que se parece mucho a la primera definición de ella, “Oikos Nemesis”, la administración de la casa, la ciencia que se ocupa de la manera en que se administran o emplean los recursos existentes, con el fin de satisfacer las necesidades que tienen las personas, en este caso los españoles. Ha de observarse, por tanto y entre otras cuestiones  nuestra Ley básica en su totalidad.

Debe dejar de ser la economía la perversión de ella misma, es decir, esa ciencia que permite a unos pocos hacerse ricos a costa del resto.

En fin, La Constitución tenemos que observarla todos y a fondo, es la norma de la pacificación social.

Confrontación de UTOPÍAS

La utopía o proyecto deseable de difícil realización, es lo que tenemos que perseguir, nosotros seres imperfectos, para ir en busca de la perfección; aún sabiendo que cada paso que demos en pos de la utopía, ésta da otro en igual dirección y sentido. Pero es en fin, esa actitud es la que  nos produce la aptitud, como seres sociales.

Es utópico buscar el bienestar social, anatesala de la felicidad. Por otra parte la utopía también puede ser el querer ser todos ricos y admirados. El concepto felicidad antes mencionado no tiene nada que ver con la posesión de cosas, es el estado de satisfacción espiritual y física.

Las utopías mencionadas ¿Se oponen? Deberían respetarse porque existe espacio para ello, pero habríamos de darnos ciertas reglas que permitiesen ambas opciones en libertad.

Los elementos básicos para el bienestar social, antesala de la felicidad, son la alimentación y la vivienda, la sanidad, la educación y los cuidados sociales para quienes los precisen, creo que todo esto puede obtenerse aunque una parte de la sociedad se dedique a perseguir la riqueza y admiración de sus congéneres.

La perversión de querer ser rico es la avaricia, el afán desmedido de riqueza. Cuando cada rico no se conforma con su capital atesorado y busca más y más invade el derecho de los que buscan una razonable alimentación, vivienda, sanidad y educación y eso implica que unas utopías se oponen a otras y surge el conflicto. 

Por otra parte, no veo una perversión de la felicidad, simétrica a la de la avaricia en la búsqueda de la riqueza; porque la felicidad contiene “Ubuntu” y éste no deja una búsqueda desmedida de … nada; porque la felicidad es un estado, no un cúmulo desmedido de mercancía o bienes.

Por tanto, si la avaricia fuese limitada se podría convivir, ésta es la única forma de pacificar socialmente.

Consecuentemente se requieren normas que limiten la acumulación de bienes y mercancías y se respeten los derechos humanos, de ahí la necesidad de las distintas Constituciones que deberían hacer respetar los elementos básicos del ansiado bienestar, antesala de la felicidad.

Lupus / Rap

Rap del Lupus

Economía Feminista y Renta Básica

A causa del sistema económico que sufrimos, no tenemos tiempo, sino para trabajar, es decir, muchas horas laborales y poco salario, así de esta forma nos tienen muy ocupados, a los hombres con ayuda del fútbol para rematar y a las mujeres, con la ya establecida estrategia social, casa, niños, viejos, no les queda tiempo ni para el fútbol.

Podría afirmarse que el capitalismo es machista, la sociedad por tanto lo es, pero no se cual fue primero, de ahí que sea imprescindible el feminismo que despunta, a fin de poner las cosas sociales en su sitio.

Éste podría ser un buen momento, si el Gobierno le echa bemoles, para implantar, primero una renta básica de cuarentena y una vez vista su aceptación la renta básica universal, que va a ser muy necesaria dada la precariedad que vamos a sufrir despúes del confinamiento, a ello ayudará, sin duda, el necesario movimiento feminista y los fatales resultados de la desatención a los viejos en las residencias, públicas y privadas, todas ellas una mierda que puede suplirse con ayudas puntuales y esa Renta Básica, que apoyará sin duda al cuidado general entre todos y todas nosotras.

La renta básica también ayudará en la imprescindible educación, no solo en el sentido técnico de la misma, sino en el sentido humano y social de ella, es decir, la educación de las personas no el aprendizaje para luego trabajar, que recibimos desde siempre. Para educar al niño se necesita toda la tribu. Hay que educar, como digo yo, en formato “ubuntu

El futuro ¿qué nos deparará el futuro después de este confinamiento? ¿Aprenderemos algo de la experiencia? Lo afirmaría si tuvieramos ya acceso a esa educación a la que me referia más arriba, pero habiendo oído a Iago y visto el vídeo en twitter soy poco optimista. ¡lástima!

La imbecilidad si no se para con educación nos abocará al desastre social.

Salud, para todos (nunca mejor dicho)

Los Ojos y el Lupus

Instituto Fernández-Vega y ALAS (Asociación Lúpicos de Asturias)

Covid19, sociedad y sistema económico social

Sufrimos una nueva crisis económica esta vez debida a la pandemia denominada #Coronavirus o #Covid19, espero que ningún iluminado, como en la crisis anterior, le eche la culpa al Chachachá de turno.

Debe servirnos esta situación para analizar las bondades de nuestra pseudodemocracia y sistema económico social. Hay que poner en tela de juicio las bondades de nuestro sistema, en fín.

Por ejemplo, cada mañana oimos que el Ibex 35 cae 3, 4, 5, 6 puntos como si fuera esta una tragedia y lo es, pero para un porcentaje pequeño de la población, es decir para los importantes inversores. Para el resto de ciudadanos importa más el IBEX 3.500.000 del que nadie habla, economía real no especulativa.

Otra discusión es la SANIDAD: pública o privada. En el sector sanitario, cuando el beneficio empresarial se antepone a las personas, el empresario está poniendo precio a la vida. Hay sectores en que la empresa privada no tiene sentido ni justificación. Por ejemplo, ¿En esta situación de pandemia hay que aprovechar para hacer negocio? ¿Con qué sanidad se combate mejor una pandemia? Y está por ver que pasará en EEUU.

¿Capitalismo puro y duro o capitalismo intervenido por el estado? Ya vimos en la anterior crisis que Papá Estado ha ido al rescate de los bancos, pobrecitos, y hubo y hay demasiados desahucios. Habrá que plantearse Familia o Empresa y además Papá Estado otra vez al rescate. En este ambito debe plantearse también la cuestión: competir o colaborar, cooperar. ¿Deben los ciudadanos y empresas competir o cooperar?

Política empresarial asturiana

Enlace

#DisOrganic / Discapacidad orgánica

Dª Mónica Oviedo, Presidenta de Cocemfe en Asturias, presento la jornada para dar a conocer un logo que reconozca la invisible discapacidad orgánica, en este enlace podréis ver lo que vimos en la reunión, celebrada hoy en el HUCA en oviedo.

Mónica presentó en nuevo símbolo de la discapacidad orgánica que -dijo- es invisible porque se genera en el cuerpo de miles de personas, por la alteración de algún órgano del cuerpo humano o de los procesos orgánicos del mismo, provocando alteraciones en la vida de estos pacientes, limitaciones en su diario quehacer, precisando tratamientos crónicos para paliar esas dolencias que provocan las antedichas limitaciones en la vida de estas personas, con este símbolo:

Se identificarán y se darán a conocer aquellas personas que padecen la invisible discapacidad orgánica.

Por su invisibilidad es desconocida en la Administración Pública, en los Medios de Comunicación y en la Sociedad en general, pretendemos con este acto empatizar con todos los entes descritos antes y hacer que se reconozca un sistema de valoración de este tipo de discapacidad para que las personas que la padecen puedan obtener el imprescindible certificado de incapacidad, que tiene actualmente un baremo obsoleto y debe revisarse urgentemente, si no quedan fuera y sin derechos todas las personas que padecen esta discapacidad.

Sabemos que es difícil, aún socialmente, detectar la discapacidad orgánica, porque sencillamente NO SE VE. Esto no debe ser óbice para su reconocimiento social y administrativo y eso pretende la presentación de este logo hacerlo visible a todo el MUNDO.

Hay que abrir camino para que las personas que sufren esta invisible discapacidad puedan disfrutar razonablemente de la vida y este símbolo es un importante paso para ello, hay que apoyarlo con el hashtag: #DisOrganic

Las autoridades presentes, representantes del Gobierno Autonómico, el Área Sanitaria, el Ayuntamiento de Oviedo y Cocemfe, expresaron su apoyo a la iniciativa, la publicación y conocimiento de esta invisible discapacidad, de la que pusieron ejemplo dos asociaciones: Chiari y Hemofílicos, pero hay muchas más como ALAS, por ejemplo.

Las autoridades en el cierre de la presentación del logo

Se propugnó la salvaguarda y atención de estos discapacitados por todas las áreas sanitarias que representó el responsable de dicha área y el compromiso particular de las autoridades asistentes, en los ámbitos de su competencia, aún conociendo la heterogeneidad del colectivo y el propio conocimiento del representante del consistorio ovetense, que sufre una discapacidad física pero comprende perfectamente la orgánica como ejemplarizó clarísimamente en la reunión.

Esta jornada educativa, participativa e informativa obligará a una moderna sociedad democrática como la nuestra a la debida atención, manifestó el representante del Gobierno.

Reflexionó una de las autoridades presente sobre la necesidad del conocimiento de la realidad, la empatía necesaria que derivará en respeto y por ende reconocimiento para las valoraciones de la repetida discapacidad orgánica, en una valoración razonable de ella, donde las Asociaciones tienen una importante labor de presión sobre la Administración

Concluimos manifestando que la creación de este logo es el primer paso para el reconocimiento de la INVISIBLE DISCAPACIDAD ORGÁNICA, que hay que mover adecuadamente entre todas las Asociaciones.

Final del acto
A %d blogueros les gusta esto: