Archivo del sitio

… y después qué.

Y después, de criticar al Gobierno a la misma velocidad que Illa y Simón nos dan datos y con la misma desidia que la leal oposición hace propuestas colaborativas ante la pandemia. Después … ¿Qué vamos a hacer, pensar o programar? ¿Qué actitud vamos a tomar? ¿Cómo vamos a festejar (mentalmente) el primer paseo? ¿Qué es lo primero que vamos a cambiar?

¿Nos plantearemos que la seguridad en salud y sanidad (que no son lo mismo) nos costará más y, por tanto, tocaremos a menos? ¿Nos plantearemos la imprescindible descarbonización y la utilización de energias alternativas y, a corto plazo más caras quizás, que son vitales para nuestro ecosistema mundial? Si no, tendremos un planeta inhabitable en unos años. Esto significa que los recortes que se aplican en devolver una dudosa deuda a Europa, la pagamos los de siempre y beneficia con la privatización realizada en sanidad y salud a unos pocos, la misma historia una y otra vez.

La escased de material sanitario nos está demostrando el coste de la deslocalización industrial nacional, no ya de este sector solamente, podemos imaginar el resto con facilidad. Todo ello, por abaratar costes de producción a las empresas nacionales, para que sus accionistas cobrasen más dividendos, por aquellas decisiones deslocalizadoras que sus consejos de administración adoptaron en su día. Vemos ahora que ese ahorro nos lo trasladan en incremento de costes sociales, es decir, para todos nosotros. En fin, como siempre buen negocio para pocos y malo para el resto.

Por idéntica razón de fondo o similar en la forma, la competitividad debe dar paso a la cooperación y la reivindicación de lo colectivo debe acabar con el individualismo, si no, los costes de estas actitudes revertiran en la sociedad en general, habiendo beneficiado a unos pocos previamente.

Todo esto es fácil escribirlo, pero hacerlo se que no será tanto, de ahí que necesitemos que los más listos nos ayuden a los menos listos, por eso es tan importante la cooperación en lugar de la competición y que actuemos en grupo y no en solitario y compitiendo, para más “inri”

No se como adoptar estos estructurales cambios sociales pero, al menos hay que pensar en ellos para iniciarlos, es el primer paso.

De ahí que la enseñanza también debe cambiar, como ejemplo de cambio, esta reflexión que publiqué en su día:

Habrá un cambio real en la mentalidad de la sociedad, cuando en las Facultades de Económicas se dejen de formar “economistos” que pretenden hacer ricos a los más ricos y formen profesionales que estudien para que los pobres sean menos y menos pobres

Revisar para el futuro los sectores: Alimentario, sanitario, de salud social y educación, es fundamental a la hora de prevenir futuras crisis sociales, económicas, sanitarias o culturales. Los fatales recortes en investigación, enseñanza y sanidad se pagan muy caros. #ética #coronavirus #sanidad Lo que conlleva sin lugar a dudas a determinar que el 90 % de los males que sufrimos lo son, sin duda, por el sistema económico que nos doblega: EL nefasto NEOLIBERALISMO ECONÓMICO.

Finalmente y para desanimarme un poco, este ejemplo de la actitud NEOLIBERAL de parte de la sociedad, contra la que hay que luchar, reeducando:

Después de sufrir esta pandemia, de sufrir confinamiento de perder familiares por ello, de comprobar lo necesario que hubieran sido no haber despedido médicos, ni, por tanto, recortar la sanidad. Lean, por favor esta noticia y justifíquenla convenientemente. Habrá opiniones para todos los gustos, seguro:

Sanitarios de Madrid y Castilla y León denuncian que les suprimen contratos en plena pandemia

(EMPRESA y empresa) PÚBLICA / Privada

Una EMPRESA es una organización de personas que comparten unos objetivos con el fin de obtener beneficios o como dice la Real Academia de la Lengua(RAE): “Unidad de organización dedicada a actividades industriales, mercantiles o de prestación de servicios con fines lucrativos

Pero la primera acepción en la RAE de empresa es: “Acción o tarea que entraña dificultad y cuya ejecución requiere decisión y esfuerzo

Por tanto podríamos decir que la empresa, como acción o tarea, de acabar con el #coronavirus, no puede encargarse a la EMPRESA como unidad de organización según la definición, porque estamos comprobando que no es razonable, ni efectivo y por contra puede ser muy perjudicial.

Es decir, mientras las EMPRESAS (Unidades de organización), o sea, los empresarios que las dirigen, tengan como primordial fin la obtención del máximo beneficio, la sanidad, la enseñanza y la atención a mayores, discapacitados o niños, no se pueden someter a dicho principio.

Esto equivaldría a poner precio a la VIDA, al SABER, y a a ÉTICA SOCIAL en el cuidado de personas.

Hay que replantearse, además de otras muchas cosas, los conceptos de EMPRESA económicamente hablando.

Por supuesto en este caso la empresa en la lucha contra el #coronavirus ha de ser una EMPRESA PÚBLICA. ¿Aún lo duda alguien?

También hay que añadir que, no solo la empresa pública, sino la propia Administración debe evolucionar con los tiempos, pero esta lenta evolución no se si se debe a los propios funcionarios, que en algún caso será, como pasa con los jueces, o porque los dirigentes, políticos, no la dejan evolucionar para mantener un estúpido control sobre ella. En todo caso debe adaptarse a las nuevas formas de manera eficaz. Ha de influir sin duda la comodidad del que aprobó una oposición y se apoltronó o del que lleva demasiado tiempo gobernando. Es decir, el conservadurismo en la Administración también molesta perturba y estorba.

También hemos de revisar los sabios y sobre esto nada mejor que ver a uno de ellos en este video

¡Salud! (nunca mejor dicho)

Ubuntu

UBUNTU: “Yo soy porque nosotros somos.” (Definición realizada por Leymah Gbowee, activista pacifista de Liberia) y es la palabra que expresa la ética del individuo en el grupo y que se define con la siguiente anécdota:

Un antropólogo propuso un juego a los niños de una tribu africana. Puso una canasta llena de frutas cerca de un árbol y le dijo a los niños que aquel que llegara primero ganaría todas las frutas.

Cuando dio la señal para que corrieran, todos los niños se tomaron de las manos y corrieron juntos, después se sentaron juntos a disfrutar del premio.

Cuando él les preguntó por qué habían corrido así, si uno solo podía ganar todas las frutas, le respondieron: UBUNTU, ¿cómo uno de nosotros podría estar feliz si todos los demás están tristes?

El sentimiento y conocimiento básico de que pertenecemos a una gran totalidad, a un grupo más o menos grande ¿Cuánto “ubuntu” hace falta en la misma sociedad?

La antítesis se consigue con otra palabra: competitividad y en su máxima expresión neoliberalismo: Puedo estar contento y orgulloso llegando el primero y dejando a los demás tristes y hasta hambrientos.

Ubuntu: para educar al niño se necesita a toda la tribu

El libertinaje en la enseñanza

El vergonzoso asunto creado por los másteres de la universidad pública (con minúsculas) Universidad Rey Juan Carlos (URJC), pública pero creada para ser la universidad privada barata, con másteres a medida, como la “enseñanza concertada” lugares donde se dan títulos por dinero y creo que acertadamente nominada URJC.

Vistos los acontecimientos convendría cambiar, señores profesores, catedráticos y directores de dichos centros, éstos por otros en los que prime, en lugar del pago por la enseñanza, la ética, el esfuerzo, la inteligencia y la profesionalidad.

La libertad de mercado como denominan eufemísticamente los neoliberales a un mercado sin normas, sobre todo sociales, pervierte hasta la enseñanza cuando este concepto y actitud entran en ella; al final se compra y se vende todo, el esfuerzo, el resultado de la inteligencia, la ausencia de ética, etc. etc.

Pymes y Autónomos

FISCALIDAD.
Fiscalmente hablando este grupo, la mayoría del empresariado nacional, Pymes y Autónomos, serán las víctimas propiciatorias de la Inspección Fiscal del Estado Español ¿Por qué llego a esta conclusión? pues está muy claro, porque la implementación por Real Decreto de la Amnistía Fiscal no deja lugar a dudas, a los grandes defraudadores no les pasa nada o muy poco, pero a los que puedan incurrir en, ni siquiera dolo, una simple negligencia o un error, les van a crujir hasta el tuétano de todos sus huesos, sino de donde se obtendrá la cuantía predeterminada en los Presupuestos Generales del Estado, además de a los trabajadores, les tocará a los Autónomos y las Pymes, claro está, cuestión de lógica, si no pagan los defraudadores pagarán los tributadores, por poner un ejemplo: Repsol, Transmediterránea, B. Santander y El Corte Inglés … tienen SICAVs, fundaciones y paraisos. Y ahora Anmistía Fiscal… ¡Salud, pequeñines!

EVOLUCIÓN o REVOLUCIÓN
Con esta estafa mundial y por ende nacional que sufrimos los países intermedios, me refiero a los comprendidos entre los más desarrollados y los pobres, esos como España sufrirán una traumática transformación por no haber alcanzado el estatus de desarrollados hace años. Nuestra escasa cultura nos aboca, si no mejoramos, a otro estadio inferior.

Carecemos frente a los desarrollados o ricos de honradez y ética o sea cultura, en las direcciones públicas y privadas de nuestros entes y empresas, nos sobra a raudales corrupción en los mismos medios consecuentemente.

No tenemos una justicia social razonable, es decir, en el poder judicial, también padecemos la misma enfermedad, poca ética y honradez y mucha corrupción, amparada con un estúpido y tupido velo, hay ejemplos por doquier: Divar, Gürtel, Garzón, Manos limpias, etc. La transparencia es otra ausente de nuestra vida pública y privada, consecuencia de los yerros y vicios anteriores.

Bien pues evolucionamos en el sentido de curar estos defectos sociales públicos y privados, porque sino haremos compañía a los países pobres. Luego ¡Evolución o revolución!

COOPERACIÓN y COLABORACIÓN

Autónomos

No es la Revolución la solución, debería ser la evolución, pero esa deseada evolución debe venir de la cooperación, unida a la transparencia; hemos caído bajo, muy bajo, practicando los mencionados defectos sociales. Hay que cambiar, hagámoslo abandonándolos, lo cual implica practicar sus virtudes y ellas nos sacarán de este túnel, nos ayudarán junto a la colaboración a encender la luz para ver dentro de él y luego buscar la salida. Pero practicando las virtudes todos y el que no lo haga debería ser perseguido y ahí precisamos un poder judicial razonable.

La mal llamada crisis económica, es consecuencia de la connivencia de jueces, políticos y oligarcas.

Cuando todos y cada uno de nosotros pidamos las facturas con IVA y respetemos más a un profesor que a un adinerado, comenzaremos la evolución, si no revolución.

A %d blogueros les gusta esto: